Project Description

El petit mural de la escuela Bressol

PREMIÀ DE MAR – BARCELONA

En este caso, el reto pasaba por trabajar con alumnos de 0 a 3 años. Debido a que se trabajó con niños y niñas de edad tan temprana, hubo que dar con una idea que, a la vez que fomentase su participación, el resultado final cumpliese con los estándares estéticos requeridos. Con este objetivo, se pensó en la idea de que los alumnos utilizasen sus propias manos cargadas de pintura como pinceles, de manera que sus huellas fueran elementos que diese forma al dibujo.

Este proyecto fue una gran oportunidad para realizar un mural con un público de muy corta edad. Esto hizo que hubiera que agudizar el ingenio para dar con una idea que hiciese posible la participación y demostrar que no hay edad límite para participar en nuestros talleres. Se optó por diseñar un paisaje natural donde las hojas de los árboles fueran representadas por las huellas de los participantes en el taller.

Puesto que el taller de les Escoles Bressol de Premià de Dalt tenía un carácter especial, la realización también tenía que serlo. Aunque normalmente los participantes no cuentan con la ayuda de sus tutores o familiares, en este caso, fueron parte indispensable en el proceso de pintura. Primero se preparó la pared con la pintura adecuada para representar el paisaje natural, y luego se pintaron los troncos de los árboles que serían la base de donde saldrían las hojas que más tarde los niños pintarían.

Madres, padres, y demás familiares acompañaron a nuestros pequeños participantes a la hora de estampar sus huellas en el mural, allá donde el tallerista indicaba; y hasta algunos mayores, ya que estaban ahí, también colocaron las suyas. Todo fue según lo planeado y tanto los participantes, como las profesionales del centro educativo, como los familiares de los alumnos quedaron satisfechos con el resultado final.

¡Gracias a tod@s!